IMAGEN Y ENLACE: AYUNTAMIENTO DE MADRID

 

 

 

 

INFORMACION SOBRE EL ECLIPSE ANULAR DE SOL

3 DE OCTUBRE DE 2005

 

El 3 de octubre de 2005 tuvimos la rara oportunidad de contemplar desde Madrid y gran parte del territorio peninsular un eclipse anular de sol.

Fue, para muchos, una oportunidad única, ya que no hay ningún eclipse importante de sol visible desde Europa hasta el año 2026.

Acceso a las IMÁGENES

 


    ¿Cuándo se produce un eclipse anular de Sol?

La Luna, al igual que todos los cuerpos del sistema solar, en el lado opuesto al Sol proyecta un cono de sombra rodeado de otro de penumbra. Cuando la Luna se interpone entre el Sol y la Tierra, quedando los tres cuerpos alineados, y el cono de sombra intercepta la superficie terrestre, se produce un eclipse total de Sol. En ocasiones la Luna se sitúa en su órbita más lejos de la Tierra y su cono de sombra no alcanza la superficie de nuestro planeta produciéndose en el anti-cono un eclipse anular. ( ver gráficos adjuntos) En las zonas cubiertas por el cono de penumbra se producen siempre eclipses parciales.

Se da la gran casualidad cósmica de que los tamaños del Sol y la Luna vistos desde la Tierra coinciden: aunque el disco lunar es 400 veces más pequeño que el disco solar, la Luna está 400 veces más cerca de nosotros que el Sol, razón por la cual se pueden producir los espectaculares eclipses totales de Sol.

Pero ocurre también que la órbita de la Luna es elíptica, con lo que su tamaño visto desde la Tierra varía un poco: unas veces la vemos más grande (cuando está más cerca de la Tierra) y otras más pequeña (cuando está más alejada de nosotros). Aunque la variación en tamaño es pequeña (de un 10% aproximadamente, no apreciable a simple vista), sí que es suficiente como para que en alguno de los casos anteriores no logre ocultar por completo el disco del Sol, quedando visible un fino anillo luminoso. En este caso, decimos que se produce un eclipse anular de Sol.

Ampliando la IMAGEN vemos las diferentes zonas que componen la sombra proyectada por la Luna. Desde la pequeña porción de la Tierra inmersa en el anti-cono de anularidad y señalada como "eclipse anular" veremos al Sol como un brillante anillo. Las zonas de la Tierra dentro del cono de penumbra marcadas como "eclipse parcial" veran cómo el disco de la Luna cruza el disco Solar sin llegar a formar un anillo completo: tan solo se avistará una "media-luna solar".

El eclipse desde Madrid.

A continuación presentamos las horas a las que sucedieron los principales eventos del eclipse para su observación desde Madrid (las horas están expresadas en hora oficial).

EVENTO

COMENTARIOS

HORA

 
Inicio del eclipse El disco lunar "muerde" el limbo solar 09h 40m
Comienzo de la fase de anularidad Ya se ve un fino anillo luminoso alrededor del disco de la Luna 10h 56m
Máximo de la fase de anularidad En este momento el eclipse alcanza su máximo esplendor 10h 58m
Fin de la fase de anularidad Se deja de ver el anillo completo 11h 00m
Fin del eclipse El disco lunar abandona completamente el disco del Sol. 12h 24m

Zonas desde donde fue visible el eclipse.

Seguidamente podemos ver una animación cómo avanza la sombra y la penumbra por la superficie de la Tierra, abarcando diferentes zonas geográficas.

Los eclipses de Sol, en general, son fenómenos bastante habituales; todos los años suceden al menos dos eclipses. Lo que no es tan habitual es que desde un lugar concreto, por ejemplo Madrid, se pueda observar un determinado eclipse. Esto se puede comprender viendo que la franja que un eclipse total (o anular) dibuja en la superfície de la Tierra es muy pequeña, tan solo de unos 200 kilómetros de ancho.

 

El último eclipse anular observado desde España fue el 1 de abril de 1764. El último eclipse total de Sol visto en Madrid sucedió el 8 de julio de 1842. Y el próximo eclipse total de Sol que podremos observar desde la península sucederá el 12 de agosto del 2026.

La trayectoria de anularidad sobre la superficie terrestre la podemos ver en la siguiente imagen como una franja amarilla, mientras que la zona gris, cláramente visible, señala las zonas en las que el eclipse es solo parcial (no anular).

Visión del eclipse desde la Península Ibérica.

Abajo vemos la franja de anularidad cruzando la península ibérica. En todas las capitales de provincia inmersas en dicha franja sucedió el eclipse anular. El resto, tuvo que conformarse con vislumbrar un eclipse parcial.

 

VOLVER ARRIBA